Inicio Actualidad Lara Werbach, la nueva promesa del ballet

Lara Werbach, la nueva promesa del ballet

713
0

 

Mariel Herrera es una mujer trabajadora y es madre de tres hijos. Siempre trabajó en «María», un local de depilación que tiene su mamá en Don Torcuato, donde comenzó a los 17 años. Pero como la vida da giros inesperados, se encontró que su hija Lara de 8 años en ese momento, en una clase de baile contemporáneo llamó la atención de un profesor. Hoy con 13, después de haber pasado por el programa de Susana Gimenez y asombrarla con su baile, como cuenta Lara, la niña es una promesa del baile. Educada, graciosa, divertida en su forma de contar las cosas, es el orgullo de su madre y su abuela María.En esta entrevista exclusiva para Revista Lifestyle, conoceremos más sobre esta joven bailarina,   que con pasión, trabajo y esfuerzo persigue sus sueños.

 

RLS- A qué edad comenzaste a bailar?

Lara Werbach– A los ocho, en el estudio de María Shams de San Miguel.

En realidad no comencé yo, comenzó mi mamá con salsa y bachata, nada que ver- Yo quiero hacer algo diferente, decía mi mamá.

Se aburrió y comenzó a tomar clases de contemporáneo y yo la acompañaba. El profesor me preguntó si quería hacer la clase y le dije que no, porque veía a las chicas tan diosas que me daba vergüenza.

A la segunda clase también me preguntó y también le dije que no. En la tercer clase, mamá quería faltar y yo le dije –Mamá vamos! Podemos ir? y fuimos hice la clase y fue genial, era otra cosa diferente.

Las chicas levantaban las piernas, elongaban, entonces me dio ganas a mí de hacer. Ahí yo tenía ocho años y al poco tiempo audicioné y entre al colón con nueve años.

RlS– Mariel, a qué edad te dijeron que tu hija tenía las condiciones para ser bailarina?

Mariel Herrera– A los ocho. Esto que cuenta Lara que fuimos y ella se animó, yo no tenía ganas de ir, era verano la temporada más fuerte, había trabajado todo el día.

Lara se había preparado un bolsito con una calza y unas medias. Ese mismo día cuando termino la clase, el profesor Jonathan Maya, me dijo si podía hablar conmigo, yo lo conocía hacía un mes

.

Y ahí me dijo que Lara tenía muchas condiciones, que si no había pensado en prepararse para la escuela de teatro Colón. Yo lo miré y le dije- Qué es eso? (risas entre madre e hija)Yo no tenía idea que existía una escuela del Colón. Le dije que lo iba a pensar, y que iba a hablar con ella, porque ella nunca había hecho danzas clásicas, tampoco sabía si mi hija quería ser bailarina.

Así que ni bien llegue a casa, puse Youtube y miramos las dos lo que era, lo que era ser una bailarina, ahí mostraban el Colón. Se lo mostré a ella y ella me dijo yo quiero usar ese tutu nada más.

Al próximo fin de semana comenzó a hacer clásico con Lucía Bao, avanzó un montón mes a mes, y cuando llegó a las audiciones que eran en septiembre en ese entonces para inscribirse. Ellos me dijeron hay que inscribir a Lara, y yo les decía que era muy chiquita, que solo hacía seis meses que estaba bailando clásico.

Ellos me dijeron que la haga probar, para que sepa lo que es una audición, que siempre es mejor comenzar con un “ no” para que le den más fuerzas de seguir. Fui con todo el miedo del mundo a inscribirla, yo era re ignorante, ni sabía que era una audición. También yo era muy chica, mi hija y yo éramos chicas.

Lara se había preparado pocos meses antes, con un maestro que se llama José Luis Lozano, él es la disciplina en persona.

Lara- Era muy vergonzoso ir a su clase, porque mi mamá no sabía peinarme, y yo tampoco. La que siempre me peinaba era la Lela (abuela), para ir al colegio.

Mamá me hacia una colita y después el rodete, al primer salto se iban cayendo todos los clips y todo el pelo quedaba para cualquier lado. José nos miraba serio cruzado de brazos, como diciendo estas dos son un desastre. El nos explicó como se hacía el rodete, que teníamos que comprar, como teníamos que hacer.

Mariel- yo no tenía idea de nada. Es otra disciplina y yo como mamá lo pensé mucho. Tuvimos días en las que las dos salíamos llorando.

RLS- Entonces después de esos seis meses audicionaste en el Colón?

Lara- Son tres audiciones, la primera es físico, te miden los huesos, te miden la grasa corporal, la altura, el peso, que comes, si sos anoréxica o alérgica a algo, yo dije bueno en esta tengo chances. Pasaba un mes y te daban los resultados, esa la pasé.

Me quedaban las otras dos, en la otra te toman todos los saltos, los demiplié, suplé y la elongación del empeine. Esa también la pasé y me quedaba una. Que era improvisación y sonido, que fue la más difícil de todas. Estaban todos los maestros adelante mirándote, el maestro de piano tocaba y vos bailabas, pero pasabas con un montón de chicos. Después el maestro de piano te hacía una secuencia con las manos y vos tenias que repetirla ( palmas)pasé yo el maestro me dijo muy bien y ahí pase las tres audiciones, quedé.

 

RLS- Como eran esos momentos Lara, porque vos eras muy chica?

Lara- Yo no entendía nada, solo veía a las bailarinas y quería eso, ensayaban con sus tutus, con mallas, con sus rodetes bien hechos ( risas)Y las veía tan profesionales, con las pelotitas de tenis haciéndose masajes en los pies. Y me decía, yo voy a estar ahí?

RLS-Mariel, Lara tiene trece y baila con chicas de quince, vos tenés otros dos hijos Felipe de siete y Pedro de dos, Felipe también esta becado en la escuela de Margarita Fernandez?

Mariel- Sí, aunque no está decidido si él quiere ser bailarín. Se lo pregunté porque ahora este año debería audicionar y me dijo que lo iba a pensar. Nosotros hacemos mucho sacrificio todos los días, nos levantamos a las 4 de la mañana los cuatro, avéces el chiquito queda con mi mamá y salimos a tomarnos el tren y el subte desde San Miguel, al centro. Llueva, truene o haya sol, porque tiene muy pocas faltas. Lara entra a las 7 de la mañana y hacemos tiempo hasta las 8 que entra Felipe que va a una escuela de jornada simple. Después la pasamos a buscar a Lara y vamos al estudio de Margarita, los dos están becados. Ella rinde libre el colegio, es un trámite que tenés que anotarlos en el Ministerio de Educación y ellos te designan una escuela para que rindan libre. Con suerte volvemos 22:30 a casa, aveces a las 23.

RLS- Lara: Se te hace difícil dar el año de escuela libre?

Lara- No, yo cursé hasta tercer año en la escuela y ahora doy libre, tengo dos oportunidades una en diciembre y la otra en febrero.

RLS- Que ves de difícil la carrera que eligieron tus hijos?

Mariel- Todo, a nosotras nos cuesta todo un poquito más, no tenemos la posibilidades que tienen otros, o los medios económicos, pero eso no quiere decir que ella no pueda cumplir con sus objetivos.

RLS- Cuáles son las posibilidades que te ayudarían?

Mariel- Vivir cerca, tener movilidad propia, las cosas materiales nos cuestan más, pero no tendrá dos pares de zapatillas de punta, tendrá uno.

Lara-Este año, baile con las puntas medias mal, porque salen caras, hay un par de zapatillas que son de platico, yo uso esas, es fácil meterlas al lavarropas y colgarlas, pero nunca se amoldan a tu pie. Las de yeso se amoldan y es mejor para trabajar los pies.

RLS- Porqué bailas con chicas más grandes?

Lara- Porque el ingreso para primer año es de ocho a doce años, yo rendí con ocho, entre con nueve y tengo compañeras que hicieron la prueba hasta cinco veces hasta que quedaron, yo rendí y entré.

RlS- Cómo es Susana Giménez personalmente, ya que estuviste en su reality de niños?

Lara- Ella es muy cariñosa, es divina, viste como la ves en la tele? Bueno ella es así. Yo estaba emocionada porque en el jurado estaban Tini, la Sole y Juana Viale. Tini es mi idola, pero no podía de dejar de mirarle los pies a juan, ella tenía tacos muy altos y tenía un empeine, que yo creo que es bailarina.

Me preparé con una coreografía de que me ayudó Marga, la hicimos en 3 días, pase a la segunda etapa, preparé otra coreo pero no quedé. Eran muchas horas de ensayos, sábado y domingo y el lunes se filmaba. A Susana le gustó mucho, se quedó sorprendida. Todos los profesores del estudio son egresados de Colón. Margarita es la dueña, Laura Roatta, Matías Gayitelliy, Gabriela Pucci, eran compañeras y son amigas.

Mariel- Todos los maestros coinciden que Lara trabaja como una adulta, pero no deja de ser una niña y para los maestros eso es valorable. Yo creo que ella todavía no toma conciencia. Soy mamá sola hago el esfuerzo todos los días por mis hijos, aunque soy joven(32),ahora me tengo que dedicar a ellos. Son muy especiales mis hijos.

Por: Marcela Balcente

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here