Inicio Actualidad Biodecodificación emocional

Biodecodificación emocional

284
0

¿Qué es la Biodecodificación Emocional?

Se trata de una técnica holística que esta siendo descubierta por muchas personas que acuden a ella para mejorar su calidad de vida y destrabar emociones. Se utiliza para decodificar patrones emocionales arraigados desde la infancia, y aún en generaciones pasadas, bajo la concepción de que cada síntoma se manifiesta a partir de una emoción que permanece escondida, como un conflicto, en el inconsciente. Algo trabado que debe ser «decodificado», como un programa de computadora que se borra y se vuelve a cargar, «una desprogramación y reprogramación de los hechos dolorosos que provocaron el síntoma», se trate de los programas «depresión», «alergia» o cualquier otro. Para saber más, dialogamos con la terapeuta holística Myriam Delgado , experta en Biodecodificación emocional. 

RevistaLifeStyle: ¿Cómo se aplica la técnica de la biodecodificación emocional?

Myriam Delgado: Quienes lo dictan se postulan como «puentes», «facilitadores», y postulan que cada parte del cuerpo tiene un significado; hasta existen diccionarios de decodificación donde orientan qué tipo de emoción genera cada síntoma. Mencionan técnicas como la programación neurolingüística, la hipnosis, la vegetoterapia, la física cuántica o el llamado «cambio de línea de tiempo».

 

RLS: ¿Qué herramientas utilizan?

MD: Usamos distintas herramientas: trabajamos con el Proyecto Sentido que comprende desde los 9 meses antes de nuestra concepción hasta los 3 años. Sabiendo que las vivencias de mis padres en esa época son grandes programadores de conflictos. Esas vivencias quedan selladas en nuestras células y llevamos sus emociones como propias, y son ellas las que condicionan nuestra vida. La mayoría de las veces no entendemos porque sentimos angustia, tristeza o soledad cuando intentamos de todo para que así no sea. Es allí cuando nos damos cuenta que esas emociones no nos pertenecen sino que las recibimos de forma inconsciente del Proyecto Sentido de mi madre. Hacemos una Línea del Tiempo hasta el desencadenante del síntoma o enfermedad, y nos permite buscar la programación del conflicto emocional para hacerlo consciente, logrando la remisión de los síntomas. También, utilizamos el Árbol Genealógico, sabiendo que “Lo que se calla en una Generación se manifiesta en el cuerpo de la siguiente” Por ello, todo lo que nuestros ancestros no pudieron resolver o aquellas situaciones que fueron calladas u ocultas, alguien de las generaciones siguientes expresará ese conflicto a través de un síntoma.Trabajando con las historias que nos contaron, los nombres, las fechas, vamos observando cómo repetimos o reparamos las historias vividas por ellos. Permitiendo el cambio en el presente, cambia el pasado y el futuro.

RLS: ¿Y que sucede con esa información?

MD: Observando mi Árbol Familiar, aceptando todo tal cual fue, sin juzgar y ampliando la mirada, sano esas memorias, y todo el Árbol recibe mi LUZ.  Se derrama LUZ a los ancestros que siguen su evolución en PAZ y a lo que está por venir.  Y soltando esas ataduras inconscientes, sano mi presente, para permitirme vivir en libertad mi propia vida, con salud y alegría.

RLS:¿Cómo Funciona?

MD: Por ejemplo, una persona que viene por una diabetes, trabajará sus conflictos de ‘amor vivido de manera tóxica’ y encontrará que, escalones arriba en su familia, o en la actualidad, hay parejas que viven juntas pero el amor (el azúcar) no circula. En muchos casos viven incluso en camas separadas. Y si en el árbol genealógico sucedió esto pero el clan sobrevivió, quedará grabado que lo mejor para continuar con la supervivencia del clan es repetir esa historia.

RLS: ¿Y cuantas sesiones de Biodecodificación Emocional son necesarias para notar cambios?

MD: No se llaman «sesiones», sino encuentros, que terminan con una suerte de «ceremonia»; duran entre una y tres horas y, dependiendo de quién los dicte, pueden costar de 800 a 2000 pesos. Van desde personas con fobia a ascensores o con cefaleas, hasta otros que no consiguen pareja o con desórdenes alimenticios, casi todos como último recurso, tras «haberlo probado todo». En la mayoría de los casos, no superan los tres encuentros. Los problemas de obesidad suelen requerir más encuentros «porque son síntomas con más conflictos acoplados y requieren verse en detalle. También se realizan jornadas grupales. En síntesis, ¡sana el que insiste!

Por Marcela Balcente

Consultora en Decodificación Bioemoción yhttps://www.facebook.com/Myriam-Delgado-Decodificacion-Bioemocional-161364834410

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here