Inicio Destacados Tributo a Karl Lagerfeld

Tributo a Karl Lagerfeld

379
0

El adíos a Karl Lagerfeld

Un genio creativo y un legado inmortal

Hace pocos días, el gran diseñador Karl Lagerfeld falleció en Paris a los 85 años de edad. Aquí, nuestro homenaje a un hombre inmensamente creativo a través de una reseña sobre su vida y su obra.

El 10 de septiembre pasado, cumplió 85 años. Manejó por muchos años tres marcas de moda simultáneamente. Cada vez que le preguntaban si se iba a jubilar presentaba una nueva colección con un show que los dejaba boquiabiertos a todos. Y esto se comentaba en todas las revistas de moda del mundo, no solo por semanas, sino por meses.

Karl Otto Lagerfeld fue reconocido como uno de los diseñadores más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Era diseñador de moda, fotógrafo, editor, diseñador de estampillas y diseñador de vestuario. Nació en Alemania el 10 de septiembre de 1933 y falleció el 19 de febrero del 2019. Provenía de una familia de banqueros sueca. Su padre hizo fortuna al introducir la leche en polvo en Alemania. Su madre una violinista miembro de una familia noble alemana. Karl fue el único hijo nacido de este matrimonio 10 años después que sus padres se casaran, su madre tenía 42 años y su padre 60. Ambos tenían hijos de matrimonios anteriores. Karl o Kaiser como lo llamaban en Alemania, emigró a París en 1953. En 1955 a los 22 años fue premiado con un puesto de trabajo en la casa de moda Pierre Balmain, tras ganar un concurso de la Secretaria Internacional de Lana. No era la primera vez que se presentaba, años anteriores lo había derrotado Yves Saint Laurent, su eterno rival. Además se hizo su propio nombre como creador en casas de moda como Chloé, (de 1992-1997), Fendi (1977 – 2019), Chanel (1983 -2019).

También creó su propia firma Karl Lagerfeld en 1998. Estar al frente de estas casa de moda lo obligó a producir 12 desfiles anuales y dirigir a muchos colaboradores por cada marca. Cuando su escritorio se llenó de bocetos, compró cuatro escritorios más. Trabajaba incansablemente, dormía poco y dedicaba sus horas a crear.

Su gran fama la consiguió con la firma Chanel. Tras la muerte de Coco Chanel, la firma estaba quebrada y solo vendía perfumes. Entonces, en 1983 le ofrecen a Lagerfeld hacerse cargo de la marca. Ya nadie quería vestir conjuntos de tweed, vestidos negros de noche, collares de perlas, cadenas, prendedores de camelias y legendarios sombreros. A pesar de que sus amigos le aconsejaban no tomar el mando de la marca, para Karl nada era imposible. Lo tomó como un reto personal y durante 36 años posicionó a Chanel como las primeras marcas del mundo. Fue el mejor intérprete de Coco. Lo que hizo fue fusionar el tailleur de tweed y reinventarlo una y mil veces, hasta lograr que esas piezas sean las más deseadas y copiadas hasta el hartazgo por otras firmas como Zara y H&M entre otras. En el 2004 la firma sueca H&M le propone una colección cápsula. Esta firma ofreció un número limitado de diferentes prendas en centros comerciales seleccionados para ambos sexos. Solo dos días después de haber surtido los centros comerciales, H&M anunciaba que todas la prendas habían sido agotadas. Karl había dicho que no temía que trabajar para firmas más populares que manchen su imagen. Como lo hizo el año pasado para la firma chilena Falabella.

También diseñó el vestuario entero de la gira de Madonna “RE-INVENTION-TOUR”. Lagerfeld es reconocido también por su drástica transformación en su cuerpo al perder 90 kg, porque quiso vestir diferente, para usar prendas diseñadas por Hedi Slimane. Afirmó, “Esta ropa es lucida por chicos muy muy flacos y no por hombres de mi edad”. Su dieta también fue por lo menos controversial, ya que su médico personal Dr. Jean Claude Houdret junto con él hicieron un libro llamado THE KARL LAGERFELD DIET. Sin olvidarnos que Karl tubo fascinación por las cantantes. En el 2011 Chanel sacó una colección exclusiva inspirada en Amy Winehouse con las modelos peinadas con rodete característico. Mini vestidos, vestidos clásicos con diferentes texturas y mucha sensualidad. Un año antes lo habría hecho con Lily Allen, una música de 24 años desconocida, que gracias a él se convirtió en una famosa cantante. Todo lo que tocó Karl lo hizo oro. No hizo más que sorprender con todos sus desfiles. Su firma propia, apuntada a mujeres más jóvenes, no paró de vender llaveros, latas de refresco, fundas de teléfonos móviles, almohadas. Todo con su sello personal. Hasta lo han convertido en emojis y con esto, dicen que su estilo personal era su mejor agente de marketing.

Volviendo a sus excentricidades en los últimos 12 años nos ha sorprendido cada vez más con sus shows, en su lugar preferido el Grand Palais, con sus techos abovedados de cristal. Donde al modisto alemán le gustaba presentar sus colecciones de pret-a-porter. Un carrousel con perlas gigantes, un bosque encantado, la ciudad de París representada en una cuadra con modelos protestando en la calle, un supermercado, un cohete que despegó al finalizar el desfile, la réplica de la Torre Eiffel, un barco llamado La Pausa para su colección crucero, llevar la moda a la playa y su última colección inspirada en el siglo XVIII, su época preferida. Su desfile fascinó a la gente quienes se sentían sumergidos en ese ambiente. Se consideró inmortal y muchos creen que sobrepasó la creatividad de Coco Chanel. Lo cierto era que los malos esperaban que se retire a una residencia de lujo para su jubilación, a lo que el respondía diciendo ”Hago 12 colecciones al año, no veo a nadie en mi lugar, aunque haya muchos que sientan ganas “. Cuatro colecciones para Chanel, alta costura y crucero, las de Fendi. Hombre y mujer, las de su propia marca. ”Cuando el resto de los diseñadores hablan de estrés ¿ a qué se refieren exactamente?. Mi vida y mi trabajo es olvidarme de mi mismo,” expresó alguna vez. Trabajó hasta sus últimas horas. Sin dudas, uno de los mejores diseñadores de los últimos 100 años.

Por Macu Balcente

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here