Inicio Actualidad Los maravillosos arrozales escalonados de Bali

Los maravillosos arrozales escalonados de Bali

120
0

Por Maria Teresa Morresi

Los arrozales son lugares divinos para conocer, pasear, relajarse y disfrutar la vida. En Bali, Indonesia, isla con montañas volcánicas, más allá del esplendor de las playas, de los arrecifes coralinos, de la gracia de surfear de noche, sorprenden los campos de arroz en terrazas escalonadas, muchos en las laderas de las montañas con su tremendo color verde esmeralda, muy cinematográfico, rodeados por vegetación selvática. Los protege la diosa llamada Dewi Sri, a quien le rinden culto para que les ofrezca buenas cosechas en esas campiñas donde bulle el Bali rural.

Uno de los arrozales más pintorescos en esas tierras de clima cálido y volcánicas, cuya capital es Denpasar, está cerca del templo Gunung Kawi, no lejos de la localidad de Ubud, una pequeña ciudad con templitos, mercados, restaurantes y sitios de práctica de yoga; otro es el Tirta Gangga donde está el palacio sobre el agua y el templo de Lempuyang a 1 000 metros sobre el nivel del mar. También son un espectáculo los de Jatiluwih en la región de Tabanan, declarados Patrimonio de la Unesco.

 

Estos arrozales se riegan empleando un sistema antiguo conocido como subak –los campesinos votan antes de tomar decisiones relacionadas con la agricultura- por el cual cada terraza se llena con la cantidad justa de agua para después ir cubriendo las que están en las partes inferiores. En las zonas de arrozales, a la que se accede muchas veces caminando o en bicicleta, hay bares y mini lugares para comer comida balinesa como  Mie Goreng, los fideos asados; frutas con arroz y leche de coco; la dulzura del mangosteen, una fruta redonda con gajos blancos jugosos, de piel color púrpura-rojiza o la Pitahaya, una baya de unos 10 cm de piel fucsia con escamas verde.

Desde hace un tiempo en los arrozales comenzaron a oír la voz de un agricultor revolucionario: Made Jonita lucha contra los pesticidas y agroquímicos introducidos en la región en los años setenta durante la Revolución Verde. Sus predicamentos están contagiando a los cultivadores y ya son muchos quienes siguen la línea natural de Jonita quien optó por cultivar el preciado grano de arroz como lo hacían sus antepasados. A los arrozales con amor, Bali es un mundo repleto de micromundos. 

 

Arroz bendito

Alimento fundamental, el segundo más cultivado en el mundo, la historia dice que es originario de Asia. En Oriente simbolizó la vida. Fue signo de fecundidad y alegría que se arrojaba a las recién casadas para garantizar descendencia al matrimonio. Con los granos arrojados creaban un corazón, una clase de amuleto destinado a acrecentar la pasión. Los estudios indican que la demanda de arroz crecerá a 506 millones de toneladas, China es el consumidor principal mundial de arroz con casi el 30% de la demanda mundial, que se cubre gran parte con producción interna, pero también con importación. India es el segundo consumidor de arroz mundial. Existen más de mil variedades sembradas en India, las cuales se comercializan sin ninguna marca en el mercado local y otras variedades son exclusivas para la exportación a países de Asia, África, Medio Oriente y Europa. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here